El monumento a Fryderyk Chopin (El Parque Real de Łazienki)

Seguramente, Fryderyk Chopin no esperaba tener un monumento en Varsovia y, menos aún, que este se convirtiese en uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad. La hermosa y monumental forma arquitectónica realizada por el escultor Wacław Szymanowski fue diseñada con motivo del primer centenario del nacimiento del compositor.

Sin embargo, el monumento fue erigido apenas en 1926 en el recinto del Parque Real de Łazienki. El conjunto palaciego situado en un magnífico jardín fue construido en el siglo XVIII como residencia veraniega del último rey de Polonia, Stanisław August Poniatowski. Su nombre Łazienki (baños en polaco) se debe a un sofisticado pabellón de baño en estilo barroco, una de las primeras edificaciones erigidas en el recinto del parque. Merece especial atención el Palacio de la Isla ubicado en un ambiente pintoresco y conectado con el resto del parque por dos puentes.

Desde hace 50 años, a los pies del monumento se celebran los Conciertos Chopinianos.  A partir de mediados de mayo hasta finales de septiembre, cada domingo, los pianistas más destacados interpretan la música de Chopin al aire libre. Los conciertos suelen gozar de gran popularidad entre varsovianos y turistas.